BBK Live 2015: crónica del jueves


Arranca una nueva edición del Bilbao BBK Live 2015. La décima, un festival que año tras año ha ido creciendo y cambiando muchos aspectos. Las primeras ediciones predominaban el rock, blues y con el paso de los años la cosa ha cambiado a música más comercial e indie, pero siempre hay unos cuantos grupos de puro rock and roll y grupos noveles que siempre sorprenden. En la crónica del jueves repasaremos las actuaciones de grupos como Marmozets o Future Islands, consolidados como Counting Crows o Mumford and Sons y españoles como Dover.


bilbaobbklive2015

Esta edición del Bilbao BBK Live 2015, la décima, ni más ni menos, había un grupo que destaca por encima de todos, Muse, la banda británica fue la primera confirmación y la piedra filosofal en la cual giraba el festival. La mayoría del público quería ver, sí o sí, a este trío de ases que saben hacer vibrar a la gente con sus directos. Aunque pasando las semanas se iban conformando un cartel de auténtico lujo, donde destacaban nombres como Counting Crows, Future Islands, Alt-J, Mumford and Sons, Ben Harper y sin olvidarse del producto nacional que tuvo una gran representación con grupos como Dover, Neuman, Nueva Vulcano… Esta es la crónica del jueves.

Marmozets

Arranque el festival con la banda inglesa Marmozets, esta joven banda está formada por dos familias: Macintyre y Bottomley. Becca Macintyre (voz), Sam Macintyre (guitarra), Jack Bottomley (guitarra), Will Bottomley (bajo) y a la batería el fabuloso Josh Macintyre, como se puede apreciar todo queda entre estas dos familias, espero que tengan discusiones familiares.

Nos ofrecieron un concierto no apto para cardiacos, no pararon de dar caña tema tras tema, a base de unos tremendos riffs, una intensidad pocas veces vista y sobre todo por una Becca que lideroó a la banda, he hizo que la carpa del BBK Live estuviera a sus pies.

Black Rebel Motorcycle Club

Poco vi de los californianos, ya que se solaparon con los Marmozets, pero tengo que comentar que lo que vi me llamo mucho la atención, ya que no es un grupo que entre dentro de mi estilo, me encanto ver la potencia que metía todo el rato la baterista y la tremenda combinación de las voces del guitarra y bajista.

Future Island

Los de Baltimore fueron una locomotora bien engrasada con un sonido impecable y una solvencia técnica en la sección rítmica, y un vocalista que tiene una soltura sobre el escenario que pocas veces se ha visto. Future Islands no se dejaron abrumar por el éxito de Singles y se cuidaron mucho en incluir varios temas de sus tres trabajos anteriores en el setlist.

Fue uno de los conciertos del festival, donde más allá de las dotes de Samuel T. Herring para el baile y el teatro; nos quedamos con esa actitud imparable y dinámica de la banda en el escenario que hizo sacar la sonrisa a una parroquia bilbaína entregada a ellos.

counting-crows-photo-susan-moss8

Counting Crows

Tocó el turno de Counting Crows una de esas bandas que tenía muchas ganas de ver y disfrutar de esas canciones que ya son grandes himnos como “Accidentally in Love” de la BSO de Shrek, la cual, para mi desgracia, no interpretaron. Pero, en líneas generales, se marcaron un digno concierto, aunque me esperaba más de ellos, un poco más de caña.

Mumford and Sons

Llegó el turno del grupo que está en la línea más alta del cartel del jueves. Los Mumford son una banda que en poco tiempo se han ganado una gran reputación, convirtiéndose en un grupo capaz de llenar estadios con solo tres discos de estudio, pero vaya discos, la verdad que los dos primeros son obras maestras, y este último no están potente como los anteriores, pero dándole varias escuchas me consiguió enganchar.

En lo referido al concierto se marcaron un concierto soberbio tocando canciones de su reciente álbum Wilder Mind donde escucharon “Believe”, “Snake Eyes”… y, cómo no, en todo concierto de los ingleses no puede faltar la canción que les dio la fama “Little Lion Man”, canción que fue cantada por todo el público mientras saltaba a la par. He de mencionar, como curiosidad, que me gusto más el concierto que dieron en el 2012, me pareció más potente y mágico, lo recuerdo como uno de esos momentos históricos del BBK Live.

_DSC2716 copy

Dover

Para finalizar mi día, volví al stage de la carpa para disfrutar de Dover, han pasado muchos años desde que alcanzaron el éxito con Devil came to me. Y en estos años han pasado por muy distintos estilos. En el concierto nos ofrecieron lo que esperamos, regresaron a sus orígenes con un sonido más guitarrero y dando mucha cañas con las míticas canciones que tanto disfrutamos en los 90 y volvemos a disfrutar hoy en día.

Texto: Nekane Turrado Vega

Fotos: Counting Crows (web oficial), Dover (Aída Cordero) 

More from Aída Cordero Domínguez

Crónica del sábado en el Low Festival 2015

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Ya llevamos siete ediciones del Low Festival...
Leer más