Bala Perduda: Primer Asalto


El pasado martes acudíamos a la primera ronda de semifinales del Bala Perduda en La [2] de Apolo, la que ya fue su sede en la primera edición de este concurso. Los tres grupos participantes de dar el pistoletazo de salida al Bala Perduda fueron The Zephyr Bones, Hexed Crows y Tartana.


Pasaban las 20:30 cuando Manu González, director de toda esta movida subía al escenario para explicar (o recordar) cómo funciona el concurso, mientras La [2] se iba llenando. A diferencia del año pasado, parte del jurado será fijo y el otro cambiará para cada semifinal. Los fijos serán los representantes de Apolo y Primavera Sound, y, en esta ocasión, los invitados eran Indiespot, Bcore y Joan Colomo. Los votos del jurado tendrán un 50% del valor y el otro 50% recaerá en el público, que podrá ejercer su voto al finalizar el último concierto, y, para recompensar tan noble acto, se le recompensará con una cervecita o refresco -aprendan, señores políticos-.

El  ganador tendrá la posibilidad de tocar en el escenario PrimaveraPro dentro de la programación del Primavera Sound 2015 y grabar un disco gracias a Barcelona Music Experience. El segundo y tercer clasificado grabarán un EP y un single respetivamente.

Pero vamos a lo que vamos. The Zephyr Bones saltaron al escenario y para entonces la sala se había llenado. Tras una breve presentación empezaron a tocar, y ¡cómo sonaron! Musicalmente llenaron La [2] con su beach wave (como ellos mismos se etiquetan) y su sonido veraniego hizo que todos, los que les conocían y los que aún no, nos subiéramos a su ola. Tan sólo deben mejorar una cosa con urgencia, y es que, aunque la voz no sea lo que más destaque en su estilo, la afinación es de obligado cumplimiento.

IMAG1572

Tras un buen arranque de la segunda edición del Bala Perduda, Hexed Crows tenían la difícil papeleta de superar a sus “rivales”, que pese al matiz vocal recientemente mencionado, acababan de ofrecer un gran concierto. Pues bien, una vez posicionados en el escenario dieron comienzo a su bolo. Si los Zephyr sonaron bien, con Hexed Crows me llevé de nuevo una gran sorpresa. Un rock pesado, bien elaborado y ejecutado (salvo algún pequeño traspié) que me hizo verles en alguna ocasión como si los últimos QOTSA estuvieran empezando a ver por dónde tirar musicalmente, salvando las distancias, entendedme, pero estos chicos tienen una muy buena base y un gran margen de mejora. Cuidado con ellos.

IMAG1574

Y para cerrar la noche, Tartana. Fue muy agradable ver cómo han crecido en el escenario, es casi como si hubieran nacido en uno. Hicieron gala de su explosión y actitud punk para deleite del personal que les correspondió con pogos. Divertidos y entregados a su causa como siempre, ofrecieron un gran concierto que cerraba una gran noche, ¡qué manera de empezar la segunda edición del Bala Perduda!

IMAG1576

Tras hacer recuento de los votos, The Zephyr Bones se hicieron con la victoria y pasan a la gran final. El año pasado vimos bandas de un gran nivel, de las que salieron ganadores nuestros amigos The Saurs, y este año, si se mantiene lo vivido el martes, será una bomba. Seguid atentos.

Escrito por
Más publicaciones de Ángel Pallarés

De viaje con Astralia

Astralia son Roger Guzmán (guitarras), Jordi Guzmán (batería) y Albert Clemente (bajo),...
Leer más