¿Bailar o morir? Pecker en La Casa del Loco

P1110411 - copia

Si tuviese que encontrar un denominador común en todos conciertos de Pecker que he visto, y ya empiezan a ser unos cuantos, sería la diversión. La gente disfruta, se lo pasa bien, es un derroche de energía constante que puede servir hasta de terapia para dejar los problemas de la semana atrás.

Y eso es exactamente lo que vivimos el pasado viernes en La Casa del Loco de Zaragoza.

Este artista oscense, de nombre Raúl Usieto, inquieto, polifacético y creativo donde los haya, recaló en la capital aragonesa para presentarnos Suite, su último trabajo.

Compuesto de 10 temas, lo cantó casi al completo añadiendo otros como Me enamoré del perdedor, No (todo lo que no) y Me quemas bastante.

Fue curioso el arranque con Casablanca, y tras Protocolo gritaba el objetivo principal de la noche Bailar (o morir), título homónimo, o casi, de una de sus nuevas canciones.

Y Zaragoza decidió bailar.

P1110421 - copia (2)

Apenas le costó siete canciones romper esa barrera imaginaria que se crea en determinados conciertos y nadie sabe por qué, simulando un perímetro de seguridad alrededor del escenario. ¿La culpable? Una versión con mucho gusto de Yo soy aquel de Raphael, encargo que le hicieron para el Festival Periferias de Huesca a finales de octubre del año pasado, a la que le siguió un homenaje improvisado a Peret con Canta y sé feliz.

Desde ese momento, aumentó el ritmo, y el mundo no dejó de bailar, tal y como nos pidió a ritmo de pandereta en una noche Inédita e irrepetible que generó buenas vibraciones y una atmósfera repleta de energía causada por los saltos, los estribillos y el sonido de la banda.

Hasta nosotros fuimos protagonistas en los bises cuando nos grabaron en móvil, y, por todos es sabido que con eso Pecker puede hacer hasta un videoclip. ¿Quién sabe?

Souvenir y Eres tú pusieron el broche final grandioso a una noche en la que Pecker se mostró encantador dentro y fuera del escenario.

Si tenéis la oportunidad de verlo, no la dejéis escapar, es todo un remedio para el alma y un placer para los oídos.

Escrito por
More from Lara Gracia

Cómo Estereotypo nos hizo bailar en Zaragoza y otras historias

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Tras la reciente publicación de su nuevo...
Leer más