Arca: el venezolano vuelve con una (cuasi)perfección homónima

Arca Sónar Barcelona

Arca vuelve con su álbum homónimo, dejándose de las excentricidades (que por otra parte tan bien le sentaron) de Mutant (2015, Mute Records). En esta ocasión el artista venezolano ha decidido usar su voz en algunas de las pistas en español, con un resultado más que bonito.


Como apertura tenemos ‘Piel‘, minimalismo electrónico que deja la voz de Arca práctiamente desnuda, casi a capella. En este álbum el artista se vuelve más íntimo que nunca, y es que ya con «quítame la piel» parece invitarnos a conocer no su música, sino las emociones con las que ha creado esta maravilla.

Es inevitable hacer la review de este disco sin pensar constantemente en Bjork, ya sea por razones obvias como la letra de ‘Anoche‘ (parece un homenaje a la islandesa como ya comenté otrora por aquí) o por cómo ha creado algunas piezas del disco (la ya anteriormente comentada Piel se parece bastante, en temas de composición, a ‘You’ve been flirting again‘ con su mínima contaminación digital, haciendo casi uso exclusivo de la voz).

Pero no todo es intimismo extremo, también tenemos piezas como ‘Saunter‘ y ‘Urchin‘, las cuales si bien sí que suenan a nuevos temas (no todos los artistas consiguen sonar diferentes en sus discos) recuerdan inevitablemente a Xen (2013, Mute Records), los beats del venezolano son inconfundibles y personales, con ese aire de hip-hop instrumental y en ocasiones glitch.

El álbum continua con ‘Reverie‘, quizá la canción más floja del disco, pero no por ello un mal tema. Si algo destaca de Arca (2017, XL Recordings) es que, al menos a mi parecer, juega un papel fundamental la parte visual. Si estáis acostumbrados, o al menos familiarizados con la estética del venezolano (excéntrica, leather…), choca y al mismo tiempo casa perfectamente con las canciones del álbum.

Conforme avanzamos, y dentro de la calma constante de su trabajo, llegamos a uno de los cortes más interesantes (aunque a primera vista pueda parecer simple), ‘Whip‘; apenas un minuto de latigazos que evocan inevitablemente la imagen más fetish de Arca y que enlazan perfectamente el minimalismo de ‘Coraje‘ con el tema más synth y más pop que hemos escuchado hasta el momento del venezolano, ‘Desafío‘.

El disco acaba con tres temas que continúan con las líneas generales del disco, pero que siguen cumpliendo con creces todas las expectativas. De ‘Fugaces‘, ‘Miel‘ y ‘Child‘ destaca especialmente el último, una forma de cerrar un álbum claustrofóbica y oscura, que al mismo tiempo nos recuerda a los dos anteriores trabajos del artista. Este trabajo nos muestra un artista que evoluciona constantemente, que incluso al crear un trabajo tan íntimo y desgarrador está más fuerte que nunca… Fiel al sonido que le ha elevado a lo más alto de la electrónica actual pero inquieto y en constante experimentación.

En resumen, y con la consecuente puntuación de tamaño trabajo, estamos ante uno de los mejores discos, en general, en lo que va de año.

9.3/10

Escrito por
Más publicaciones de Alvarastico

Arca: el venezolano vuelve con una (cuasi)perfección homónima

Facebook Twitter Google+ Pinterest LinkedIn WhatsApp Arca vuelve con su álbum homónimo,...
Leer más