Apolo: los nuevos dioses del viejo rock


Que el mundo se prepare porque ha llegado Apolo, los hijos menores de una industria que como puede, abre nuevas puertas pero al mismo tiempo, otras les son cerradas en la cara, haciendo que la competencia se vuelve cada vez más complicada.


México es como una amorosa madre llena de cultura y abundante talento artístico, que sigue pariendo excelentes grupos musicales y no pueden dejarse a un lado o echárseles al olvido. Albar, Zurdo, Iván y Santi son cuatro músicos originarios Chihuahua y tan envolvente y seductor es el sonido que ha creado la fusión de sus mentes ingeniosas y a la vez retorcidas, que el mismo Dave Grohl los eligió para abrir un concierto de Foo Fighters.

Apolo
Iván, Zurdo, Albar y Santiago de Apolo.

La forma más sencilla de describir a Apolo es como tu nueva banda favorita de rock. Más que una sugerencia, la afirmación anterior es una orden muy fácil de acatar, con un arma muy efectiva cargada de buenas historias y sicodelia: su primer EP.

Ahora habitantes de la Ciudad de México, Apolo en 2012 nos ofrecieron un excelente primer trabajo físico el cual podría fácilmente pasar por un disco editado en los años setenta, por la combinación de elementos clave  como los riffs poderosos de guitarra, cortesía de Zurdo, que nos remontan a la época de los vinilos y a los comienzos del Heavy Metal; así como las voces agudas con eco a la Osbourne que nos ofrece Albar.

Otros elementos de este EP que nos llevan de viaje en primera clase por la década de los setenta es la temática de las letras, elementos clave como son la apreciación y admiración por la oscuridad, que se puede escuchar en el tema ‘La Noche’; la adoración de la imagen femenina en cuerpo y espíritu en ‘Dama del Viento’ y ‘Luz de Oriente’; y el misticismo, un truco muy bien usado en ‘Catarsis’ y ‘Guajura’. Esta última es una canción basada en el mito de una entidad capaz de tomar forma de mujer. Sin embargo, la historia que hay detrás es mejor contada por los mismos Apolo.

Apolo Guajura
Foto promocional del vídeo de ‘Guajura’.

En especial ‘Guajura’ podría calificarse como la más sobresaliente del EP por su riff potente y fácil de distinguir entre todas las demás canciones que se hallen en nuestros reproductores de música. Las palabras que escuchamos en la letra la hacen parecer un hechizo lanzado por la misma mujer de la que habla, arrastrándonos con ella para tocarla una y otra vez. Es fácilmente un track con la que nuestros padres llegarán a preguntarse: ¿por qué nunca la escuché?, ignorando que se trate de una canción relativamente nueva.

Estos cuatro talentos son el ejemplo de los buenos resultados que deja la constancia, una buena actitud y sacrificio. Estamos ante una nueva agrupación a la que seguramente en la siguiente década, las nuevas bandas ya se encontrarán covereando; que canciones como ‘Guajura’ se convertirán en clásicos del rock mexicano y lo tendremos a la misma altura a la que tenemos canciones como Paranoid o Black Dog en estos tiempos.

Escrito por
Más publicaciones de ElUkelele

Shakira encuentra El Dorado tras cuatro megaéxitos

El 26 de mayo es el lanzamiento mundial del nuevo disco de Shakira: El...
Leer más