Apartamentos Acapulco: mucho ruido y muchas nueces

Apartamentos Acapulco Málaga Velvet

Apartamentos Acapulco firmaron una velada de ensueño el pasado viernes 3 en la malagueña sala Velvet.


Las nueces son un manjar, un fruto que puedes comer solo o acompañado, y que aporta una cantidad de proteínas y antioxidantes nada despreciable. Diez de cada diez médicos te recomendarán que las incluyas en tu dieta. Algo así pasa con Apartamentos Acapulco, una banda que hace mucho ruido cuando se abre al oyente y que aporta un bienestar acorde al sonido que le precede.

No era mi primera vez con ellos pero sí era mi primera vez fuera del programa de algún festival. Eso le da un valor añadido a la experiencia, puesto que la acústica de la sala Velvet de Málaga se prestaba a crear la atmósfera perfecta para que se desatara la tormenta sensorial que Apartamentos Acapulco es capaz de cocinar. Y así fue.

Con un inicio punzante, limando cuchillos y navajas con la mítica melodía que no hace tanto anunciaba la llegada del afilador a tu barrio, la banda granadina inició un concierto que no bajó ni en intensidad ni en calidad en ningún momento. ‘Ya nadie se ríe de mí’ si digo que el quinteto comandado por Angelina e Ismael acabará más pronto que tarde sobre las tablas de los grandes festivales, Primavera Sound incluido. Porque tal y como cantan en la genial ‘Y si todo cambia’ una y otra vez, «y si todo cambia, que sea a mejor», y así será si siguen este camino. ‘Valentía’ no les falta y tablas tampoco. Iban por la cuarta canción y Málaga era suya. La potencia se plasmaba en la atmósfera mientras los acordes de ‘Bing-Bong’ se sucedían uno tras otro, no los ves pero puedes sentirlos. La noche se prestaba a presentar a ‘Juan sin miedo’, a reafirmarse como grupo y demostrar que la factoría de ideas sigue abierta, produciendo grandes canciones. Tampoco faltó Justo y necesario, ese magnífico EP que sacaron el pasado septiembre y que nos puso los dientes largos. ‘El día de la primavera’ fue el primer tema en sonar con ese ritmo tan característico, un ritmo que provoca que la historia que cuentan, de la que él o ella es el protagonista, fluya a toda velocidad hasta que el caudal se ensancha al final. Porque la temperatura subió y llegó ‘Romance de verano’, una de esas canciones que deseas retener en tu memoria para siempre, o al menos hasta que dejen constancia de ella en un nuevo sencillo, EP o –sí, por favor- LP. Tras ella sonó ‘Qué quieres de mí’, otro corte para entrenar la memoria y con contestación automática: «quiero más». Faltaba la traca final, porque si bien esta no es una historia de buenos y malos, Apartamentos Acapulco han sido capaces de acuñar canciones de altos vuelos. Ninguno de ellos es ‘El que pierde el tiempo’, puesto que en su Bandcamp se van sucediendo canciones una tras otra y en directo no hay respiro. El único muro bueno de nuestros días es ese imaginario que construyen ellos pedal sobre pedal: fantasmal e irreal. Sin embargo la alegría –la tristeza tampoco- no es eterna y ‘Scarlett’ hacía presagiar el final. Uno se mete tan dentro del concierto que se abstrae de todo lo demás. Y es mentira, no vas a estar ahí toda la vida. La apoteosis final llegó con la electricidad de ‘Nueve Esferas’ de Siete. Llegará su momento, no sabemos cuándo, pero no van a esperarlo: van a encontrarlo.

Apartamentos Acapulco son buenos, tienen talento y las cosas cosas claras: hacen lo que les gusta. Hasta la próxima (y que sea pronto).

 

 

PD: podrás disfrutar de Apartamentos Acapulco este viernes 10 de mazo en Madrid, gracias a Proyecto Waikiki. Será en la sala Maravillas y con la excepcional compañía de Pasavento. Compra tu entrada aquí y ya, guapi.

More from José Domínguez

‘Torturas en los bares’, nuevo single de Trepàt

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Trepàt han presentado ‘Torturas en los Bares’,...
Leer más