Apartamentos Acapulco refundan Granada con Nuevos Testamentos

Apartamentos Acapulco Nuevos Testamentos
Portada de Nuevos Testamentos de Apartamentos Acapulco.

Apartamentos Acapulco por fin se han estrenado en el formato de larga duración, lo hacen con unos Nuevos Testamentos que serán el pilar de una nueva época.


La Toma de Granada no tuvo que ser algo bonito, por mucho que el tiempo borre los recuerdos e incluso la historia, también se descubre como un círculo vicioso que no para de repetirse. Por ello voy a negarme a decir que los Nuevos Testamentos de Apartamentos Acapulco hayan tomado el sonido Granada, por ello voy a afirmar que han refundado dicho subgénero.

Apartamentos Acapulco son, con sus Nuevos Testamentos, los nuevos apóstoles de la música de la capital nazarí, una ciudad en la que en cada esquina se escucha una melodía diferente. Porque además son ellos mismos, no son MBV, no son Galaxie 500. Es más, no son ni Los Planetas, ni Slowdive. La evolución de la banda en apenas dos años ha sido tan grande que les ha permitido forjar un estilo propio, que bebe de innumerables fuentes granadinas, pero que acaba sonando a ellos mismos. Son personales y a la vez universales.

Sorprende que un álbum del que conocíamos más de la mitad de su contenido sea capaz de asombrar. ‘Bing Bong‘, hace de nuevo su papel de abridor, de ungüento, para que ‘Juan Sin Miedo‘ pueda proclamar que no le importan los demás. ‘Qué Quieres de Mí‘ es posiblemente el sencillo más claro del álbum -no por ello la canción más importante- . Su tempo nos invita al baile, a saltar, y si el directo de los Apartamentos mantiene su nivel, para el pogo incluso (sí, llámame loco). Y qué listos son, que empalman ‘Qué Quieres de Mí‘ con ‘Scarlett‘. Porque todos queremos a ‘Scarlett‘, una canción que pase el tiempo que pase, será una de sus canciones bandera. Con el freno echado de nuevo, Ismael Cámara y Angelina Herrera nos narran una historia de desamor, hasta que los sentimientos más viscerales se desatan a través del teclado y de la percusión. Y como hizo siempre, ‘Scarlett‘ acabó en lo más alto. ‘El Almendro‘, antiguo ‘Nuestro Motor‘, ha recibido una restauración que en principio parecía innecesaria, pero si estamos atentos al tono del álbum, nos daremos cuenta de que encaja como un guante en la posición elegida. El solo de guitarra sigue siendo magnífico y a mí recuerda a aquellos Aurora que se estaban comiendo el mundo con Géminis (¿’Hiperdesierto’?). Tengo intolerancia a las almendras, pero por esta me jugaría la vida. ‘Nueve Esferas‘ cierra el cupo de temas conocidos, una canción que estaba presente en Siete y que hacía prever que Apartamentos Acapulco iban a ser grandes -y vaya si han crecido-. Me encanta el toque psicodélico, el ritmo que imprime la batería, la explosión instrumental y como la letra se suma para provocar un efecto hipnótico. «Llegará nuestro momento, es mejor no esperarlo», cuánta razón. Las influencias orientales, que unidas a la acidez y a un desarrollo no lineal, terminan por coronar una verdadera obra maestra.

Ahora, antes de empezar con los estrenos, vuelvo sobre el inicio del párrafo anterior. Qué valentía hay que tener para meterle mano a lo que ya está bien, qué calidad hay que tener para dejarlo mejor, ahora entiendo lo de Robin Friday. Por hacer una comparación que entienda todo el mundo, los Apartamentos Acapulco han hecho lo mismo que mis admirados Temples en su debut Sun Structures: han modificado temas de una forma lo suficientemente sutil como para que los reconozcamos al instante, pero lo han hecho con tal grado de precisión y acierto, que ahora están un punto por encima en comparación con su concepción original. Es como enamorarse de nuevo, es como volver a empezar de cero, sin ataduras, sin rencores.

¿Y las novedades? Los cortes nuevos son maravillosos. ‘Amigo Sol‘ desata una tormenta espacial con ecos pop que hacía años que no escuchaba. Un tema que los pone a la altura de cualquiera y que dignifica un género que cumple medio siglo este mismo año, cuando Syd Barrett decidió cómo debía sonar el espacio exterior. ‘Romance de Verano’ es el punto álgido del disco. La Piedra Rosetta, la Piedra Filosofal, justo el punto medio: el mayor diamante descubierto hasta ahora en este yacimiento. Abandonando el muro de sonido que caracteriza sus directos, Ismael saca lo mejor de sí mismo para contarnos una historia preciosa, un cuento que todos hemos vivido pero que ni de lejos narraríamos con tanto sentido y preciosismo. Si la metes en el Hostal Pimodan de Lori Meyers, no descuadra, al contrario, sería una cotizada suite. ‘Bájate a la Fuente‘ une dos de las características que más gustan de Apartamentos Acapulco, las voces de Ismael y Angelina sumadas al contraste entre ambas. Lo hacen además en un tono costumbrista que como andaluz -no sé si en otros lugares sentiréis algo- me toca el corazón (gracias Sergio). Además, tiene ese gancho en un estribillo que se desvanece justo cuando esperas algo más ruidoso. ‘La Langosta‘ ya va indicando que llega el final de Nuevos Testamentos, lo hace lentamente, con una melodía de fondo clara, a la vez que brumosa, y una percusión que lo clava en sus apariciones. ‘Posible Final‘… «¿Esto así se tiene que acabar?» Me atrevo a cuestionar citando a los Napoleón Solo. Sí, los Nuevos Testamentos tienen un final al igual que tienen un comienzo. Un camino que puedes recorrer tantas veces como quieras. Y qué casualidad, ‘Posible Final’ se parece más a una intro que a un outro. Con una entrada pausada, se va desarrollando poco a poco, incorporando nuevos sonidos hasta desembocar en un interludio en el que las guitarras ya son las protagonistas. Lo que ocurre en la segunda mitad de la canción es pura magia. En el inevitable desenlace, todo se funde a negro en plena retroalimentación para que tú hagas lo mismo, para que empieces de nuevo el viaje.

Apartamentos Acapulco han hecho algo tan grandioso y bonito como renovar un sonido. No lo hacen ellos solos, ni mucho menos, pero sus Nuevos Testamentos son uno de los ejemplos más válidos que van a encontrarse los nuevos artistas para sonar a uno mismo sin renegar de las influencias. En la era de internet, de la inteligencia artificial, del big data… En esta época ha aparecido un grupo que ha roto esquemas haciendo ruido pero sin que lo haya percibido nadie, ellos son Apartamentos Acapulco, ellos son Angelina Herrera, Ismael Cámara, Pedro Velardo, Efrén Vázquez y Pedro Moreno, y estos son sus Nuevos Testamentos:

Más publicaciones de José Domínguez

Travis estrena ‘Everything at Once’

Travis ha compartido ‘Everything at Once’, el primer adelanto de su próximo disco. La...
Leer más