Anni B Sweet brilla con luz propia en la Joy Eslava


Anni B Sweet consiguió llenar la mítica Joy Eslava de Madrid el pasado 20/11 en la presentación de su útimo álbum, Chasing Illusions. Un setlist interminable, dos invitados sorpresa y un enigmático juego de luces hicieron de aquel concierto, una noche inolvidable.


Quien pensó que Anni B  Sweet sólo era la típica chica cantautora de folk con una estética naif, estaba muy equivocado. Así lo demostró el pasado viernes 20 de noviembre sobre las tablas del escenario de una Joy Eslava a rebosar de gente. Anni es mucho más que eso. Transmite presencia, derrocha personalidad, canta con una pasión que eriza la piel y toca la guitarra como si fuera una auténtica estrella del rock de los 70. Es todo ello envuelto en un halo de dulzura y timidez que equilibra la balanza y la convierte inevitablemente en humana y transparente. Chasing Illusions (Subterfuge Records, 2015) es su nuevo álbum, y Anni y su banda pretendían presentarlo y defenderlo por todo lo alto dentro del ciclo de conciertos Pop&Dance de Coca-Cola.

Después de que varios silbidos por parte del público anunciaran las ganas de que empezara el show, la Joy se queda a oscuras y, por fin, empieza el espectáculo. Unas luces púrpuras iluminaban el escenario mientras la banda de Anni se colocaba en sus respectivos puestos: guitarra, bajo, teclado y batería. De pronto, un audio empieza a sonar de fondo, a modo de opening. En él, podíamos apreciar a la propia Anni cantando (de una forma hipnótica) versos de algunos de los temas de Chasing Illusions, mientras su banda aportaba el sonido instrumental con un potente sintetizador que predominaba sobre los demás. Realmente un intro con un sonido muy cuidado y profesional que nos metía de lleno en el concierto y aumentaba, aún más, nuestra expectación.

Anni B Sweet
Anni B Sweet

Anni B Sweet no tardaría en aparecer. Con una falda y unos botines negros, la malagueña inauguraba el setlist con ‘Again’, un tema que nos teletransportaba a sus inicios con Start, Restart, Undo (Subterfuge Records, 2009) pero que nos acercaba de alguna manera a la Anni que es ahora, mucho más rockera y enérgica. ‘Beginner’ era la siguiente, con un sonido mucho más guitarrero que el del propio nuevo álbum. Las únicas palabras que Ana López (nombre real de Anni B Sweet) nos dedicaba eran: “¡Muchas gracias!”. Admitía estar muy nerviosa (con las manos “chorreando”, bromeaba) y emocionada, algo que escondía a la perfección una vez se colgaba su guitarra eléctrica. Prefería no hablar y cantar, para así poder interpretar el mayor número de canciones posibles.

‘Knives’ y ‘Everyone Talks’ sucedieron inmediatamente después, casi entrelazándose una con otra. Anni demostraba una confianza y una presencia sobre el escenario que rompía con toda esa timidez que transmitía una vez que la canción terminaba. Deja su guitarra a un lado y coge una pandereta de sonajas para acompañar a ese ‘At Home’ que tan buenos recuerdos nos traía de su antiguo trabajo, Oh, Monsters! (Subterfuge Records, 2012). El público parece responder positivamente ante los primeros acordes de una de las primeras canciones míticas de la carrera de Anni B Sweet: ‘Motorway’. Pero de nuevo volvemos al 2012 para disfrutar del desgarrador ‘Getting Older’, tras el cual la banda abandona el escenario para dejar sola a Anni con su guitarra acústica.

Anni y su banda al completo
Anni y su banda al completo

A continuación tiene lugar uno de los mejores momentos del concierto, gracias a esa breve sección acústica en solitario. Con ‘Locked In Verses’, Anni pone toda la carne en el asador y demuestra tener uno de los mejores registros vocales de nuestro país, consiguiendo erizar nuestra piel. El público no dejó de aplaudir y ovacionar durante unos minutos para tranquilizar a Anni, quien se mostraba muy nerviosa pero agradecida. Justo después, con el fin de hablar sobre esas pesadillas que todos tenemos que a veces nos hacen enloquecer, Anni interpreta un maravilloso directo de ‘Doctor’. Comienza sola y termina arropada por los miembros de su banda, quienes cierran la canción con un final brutal.

Es el turno de ‘Chasing Illusions’, ‘Dare To Love’ (canción que habla sobre “aprender a amar de forma libre, sin prejuicios, miedos ni complejos”) y ‘Never’, tres de las mejores canciones de su nuevo trabajo que consiguen acertar en vivo. De pronto, la Joy Eslava se convierte en una fiesta de los años 80 con una bola de discoteca gigante colgando del techo y unas luces blancas y de colores iluminan nuestros rostros. ‘Watch Me Shoot You’ es la culpable, tema que no habla sobre la violencia ni las ganas de Anni de disparar a alguien, sino la intención de matar ese “lado maligno” que tenemos todos, y del que debemos librarnos por nuestra cuenta. Un solo de bajo nos introduce ‘Oh I Oh Oh I’, uno de los temas más divertidos (en cuanto a letra y ritmo) y bailables del concierto.

Es el momento de dar paso a la parte más conmovedora y especial de este concierto cuyo setlist parece no terminar nunca. La versión de ‘Take On Me’ del grupo noruego A-ha que catapultó a la fama a Anni B Sweet cobraba forma sobre el escenario, con un público totalmente entregado. Pero lo mejor estaba por llegar. Anni anuncia que ha invitado a dos personas muy especiales que admira en cuanto a templanza y confianza sobre el escenario: Noni Meyers (uno de los productores de Chasing Illusions y su actual pareja) y Eva Amaral. Los tres, acompañados por la banda, realizan un tributo a Los Secretos (a raíz de su participación en la publicación del reciente álbum de versiones de éstos) con ‘Déjame’. Una actuación que hace que el público enloquezca y no cese de aplaudir. Verdaderamente inolvidable.

Eva Amaral fue una de las invitadas sorpresa
Eva Amaral fue una de las invitadas sorpresa

Cuando parece que todo vuelve a su normalidad, Anni decide tocar ‘Ridiculous Games 2060’ como supuesta última canción, y todos desaparecen del escenario. Tras unos minutos de aplausos, la banda regresa al completo. Anni nos cuenta que “les están cortando” y que no van a ser capaces siquiera de completar todo el setlist que habían preparado (llegaron a tocar, nada más y nada menos, que 19 canciones). Así que, sin tiempo que perder, ‘Drive’ irrumpe transmitiendo energía y buen rollo. El concierto termina definitivamente. Anni y su banda se tienen que marchar. Pero no sin antes tocar ‘Monsters’, el mejor tema para cerrar esta magnífica velada llena de sorpresas. Bajo un juego de luces rojo pasión, a penas podemos distinguir la silueta de Anni tocando su guitarra. Comienza cantando sola, de una forma tan sensual, oscura y desgarradora que incluso nos recuerda a la atmósfera que desprende ese ‘Roxanne’ de The Police. La banda se reincorpora al final de la canción, consiguiendo cerrar satisfactoriamente el círculo. Ahora sí, los cinco se despiden de la capital y abandonan el escenario. El telón desciende y la fiesta termina. Esta noche Anni B Sweet ha sido una auténtica estrella que ha conseguido brillar con luz propia.

Anni B Sweet
Anni B Sweet

Podéis leer la entrevista que hicimos a Anni B Sweet, aquí.

More from Álvaro Tejada

Lana Del Rey se prepara para lanzar Honeymoon, su nuevo álbum

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Honeymoon es el nombre del que va...
Leer más