Delatores: “reencontrarse como banda y con lo que significa ser músico”

Delatores

Originarios de Santiago de Chile, viajan por primera vez a México a mostrar su música, un primer material de diez temas y algunos adelantos del segundo disco es lo que los ha traído hasta aquí, ellos son Delatores y aquí nos cuentan un poco de ellos.


Es el último miércoles de mayo de 2014, Marcelo Parra (voz), Nicolás Carvallo (guitarra y piano), Fako D’Large (guitarra), Alejandro Yupanqui (bajo) y Hans Provoste (batería) se conocen por primera vez en un escenario; una nueva alineación anuncia una nueva etapa para Delatores. El set list es hecho a mano en un pequeño papel unos momentos antes para posteriormente comenzar el show.

Hoy, D’Large guarda este recuerdo en la pared de su cuarto, a casi dos años de haberse integrado junto con Yupanqui a la banda santiaguina de rock alternativo. “Recuerdo que en los ensayos costó que estuviéramos los cinco… en el escenario fue como una química natural que se dio en esa primera vez”, platica el guitarrista con cariño.

Tras el lanzamiento del álbum Reverberaciones de la Memoria, Delatores se enfrenta a nuevos cambios; el bajista y guitarrista con quien grabaron el material de larga duración, abandonarían el proyecto y es en ese momento en el cual Marcelo, Nico y Hans, inician la búsqueda de nuevos integrantes para continuar en este camino.  Al mismo tiempo, Alejandro tenía la inquietud de integrarse a una banda con un estilo al que se sintiera identificado “muy intuitivamente dije ‘Delatores’, algo interior me decía ‘quédate aquí’ y así fue como llegué con los chicos dos meses antes que Fako”.

A un año y medio de Reverberaciones de la Memoria y la presentación del mismo en vivo en todo este tiempo, ¿qué significa este primer material de larga duración para ustedes?

Marcelo: El terminar un disco es un logro muy grande, sobre todo en una escena nacional que está desarrollándose, pero está en pañales, en el sentido de que todavía uno depende mucho del contacto, de quién te apadrine, si se tiene un amigo en algún local en específico o en algún medio, entonces, sacar un disco a pulso de por sí ya es un logro.

Con el tiempo que llevamos tocando el Reverberaciones, yo siento que hay muchas cosas que se pudieron hacer de mejor forma, sentimos que es un bueno, pero podría haber sido mucho mejor. Fue un material que se hizo con gente que estábamos conociendo. El disco de cierta forma nos catapulto a escenarios que nos obligaron  a madurar y exigirnos más, entonces, seguramente si no hubiéramos hecho ese disco, nuestro nivel musical y de ejecución seguiría siendo el mismo. Lo que hizo el Reverberaciones de la Memoria fue el obligarnos a superarnos y por eso hoy en día, los detalles que no nos gustan, se corrigen en los shows en vivo. Personalmente le tengo mucho cariño. Fue el inicio y lo que nos trajo a México.

Delatores Calma House
Delatores en RevoluciónEsFest. Fotografía Edison Vasquez

Entendemos que cada banda dice mucho de sí en sus canciones, pero… ¿Qué plasma Delatores en su música?

Marcelo: Lo que se plasma un poco es la experiencia  personal; es casi inevitable que uno como músico proyecte lo que ocurre dentro sobre la música y las canciones. Por un rato refleja las ambiciones que teníamos y tenemos en la música, siento que a pesar de todo los recursos que manejábamos, que eran limitados —tanto a nivel económico como a nivel de ejecución musical—, es un disco  súper ambicioso y que se entendió así. También, es un material de diez canciones donde cada una  busca al final su propio nicho, su propio universo. Es un disco que tiene como un abanico de colores y sonidos que lo hacen atractivo… nuestra lógica fue plantear los temas desde un relato y ese relato le da un color y una forma a cada canción.

Como mencionan, con este material fueron invitados a venir a México, muchos músicos ven este país como un gran salto para su música, para ustedes, ¿qué representa este viaje dentro de su carrera?

Hans: En Chile el venir a México representa un objetivo, una meta, una forma de consolidar los proyectos musicales. En el caso de la banda, precisamente es eso; consolidar una formación estable, una maduración musical ya definida con un sonido y carácter. De alguna manera el sentido del viaje, desde lo más profundo, es un tema de evolución; no solo haber venido a tocar pasarla bien y aprender, sino a empaparnos de otro lenguaje, de otras formas de comunicación y de interpretación. De alguna manera nos va a servir quizá para contemplar detalles para el segundo disco o para tocar en vivo. Es una consolidación y también una experiencia de aprendizaje, de reencontrarse como banda y con lo que significa ser músico.

En los últimos años se ha puesto la mira en Chile y se es testigo de una nueva propuesta musical, con esta gran oferta que surge, ¿cómo hará Delatores para posicionarse y conseguir un lugar dentro de esta nueva escena?

Marcelo: En Chile se está abriendo un mercado nuevo hacia Argentina, España y México, por ejemplo Gepe, Javiera Mena y Planeta No, que son como una banda del circuito independiente. Siento que a diferencia de otras bandas, lo que ofrece Delatores en sí, es que no es una música sujeta a una moda en particular. Hoy en día hay muchos proyectos que están en participación de muchos festivales porque están sujetos a una corriente estética a una corriente musical que está de moda, en cambio, en ese sentido, creo que nuestra música es súper honesta, nuestra propuesta no está sujeta a lo que se está escuchando en este  momento o lo que está en la radio, sino que tiene que ver con una apuesta que abarca el rock, garaje, britpop y rock latino… no nos encasillamos en el estilo que está de moda.

Delatores
Delatores en RevoluciónEsFest Fotografía por Edison Vasquez

Para finalizar, ¿qué viene en este segundo disco?

Marcelo: Yo creo que a diferencia del primer disco, donde todas las canciones tenían una reflexión muy introspectiva, este segundo material lleva esa reflexión hacia afuera; tiene un sonido mucho más crudo, más rockero, con mucho más vértigo. En ese sentido, las canciones tienen más relación a lo que ocurre con ‘Volcados‘, que a lo que puede  ocurrir con ‘Fuga‘ o ‘A veces divago, que son temas más bailables y livianos. Acá las canciones tienen un corte más rockero y  por otro lado, las canciones que son más lentas, tienen también un despliegue  de técnica. El salto que pegamos del Reverberaciones hasta este disco, es un reflejo de que crecimos como músicos y como personas.

Lo siguiente para Delatores será el desarrollo de este segundo material aún sin nombre ni fecha de lanzamiento, continuaran con la promoción del videoclip ‘Lógica para dos‘ y el planteamiento de una nueva gira. Para no perder detalles de la banda, no olviden seguirlos en sus redes sociales: Facebook y Twitter. También puedes descargar su disco totalmente gratis aquí.

Escrito por
More from Miguel Hernandez

Awful Traffic: “Tlaxcala suena a sueños”

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Recientemente Awful Traffic estrenó su primer vídeo....
Leer más