20 de mayo, Día Sin Música para luchar por ella

undiasinmusica


Llevamos más de 2 años con un problema, que pese a que muchos se lo toman a broma, no lo es. Porque la música, por más que a muchos les pese, es cultura, y como tal, tiene la capacidad de educar, inspirar y enriquecer a las personas. Llega el momento de dar un golpe en la mesa y decir basta, y ese día será el 20 de mayo.


Varias asociaciones dedicadas a la promoción de de la música en vivo –La Asociación de Promotores Musicales (APM); Asociación Estatal De Salas De Música En Directo (ACCES); La Noche En Vivo/Asociación De Salas De Música En Directo De Madrid (LNEV); Associació Professional De Representants, Promotors i Managers De Catalunya (ARC); Asociación De Representantes Técnicos Del Espectáculo (ARTE); La Associació De Salas De Concerts De Catalunya (ASACC), Musika Indistriaren Elkartea (MIE) y La Asociación De Salas Privadas De Música En Directo De Euskal Herria (Kultura Live)– convocan para el 20 de mayo una jornada de protesta contra el IVA del 21% bajo el lema “Un día sin música”, para “que todas las fuerzas sociales, particulares y empresas alcen su voz pidiendo un IVA razonable y justo para la Música”.

“A pesar de que estamos saliendo de la crisis, el Gobierno actual nos obliga a todos a pagar un tipo de IVA (21%) por consumir música en directo,  que es casi tres veces superior a la media del  resto de los principales países de la Zona Euro ”, dicen en el comunicado.

Y los datos muestran que:

Las cifras de espectadores son 30%  inferiores a las de 2008.
 
* Una drástica disminución de la capacidad de producir nuevos contenidos que se traduce en elevadas cifras de cierre de empresas, destrucción de empleo y precarización laboral. Efectos trágicos derivados directamente de la nula eficacia de una medida tan absurda como involucionista.

* Sensación de desamparo e incomprensión ante el agravio comparativo de otros tipos de impuestos reducidos que cotizan a un 10% o los súper reducidos que lo hacen al 4%. En este sentido, es tremendamente disparatada la situación que afecta a salas y locales donde se apuesta por programar música, que tienen que soportar también el 21% en sus servicios cotidianos de hostelería y restauración; frente al 10% que tributan, por los mismos servicios,  los bares, cafeterías y restaurantes que no ofrecen música en vivo.

* Una imposición fiscal abusiva que grava la música (Patrimonio Cultural Inmaterial según la UNESCO) con el mismo tipo de IVA que los productos de lujo y que reduce el número de grandes acontecimientos musicales en vivo celebrados en nuestro país, por falta de competitividad respecto a nuestros vecinos comunitarios.

Además el resultado final es una medida fiscal ineficaz. En los primeros doce meses con el IVA cultural al 21%, la recaudación del estado derivada del valor añadido aumentó en 13,3 millones de euros, pero los ingresos generados por IRPF, impuestos de sociedades y Seguridad Social cayeron en 42,3 millones de euros.

Ante esta situación, las asociaciones convocantes se han adherido a Txema Arnedo y su petición en Change.org para que el IVA cultural baje del 21 al 4%.

Han creado un manifiesto (que puedes leer aquí) en el que piden “la adhesión a este Manifiesto y a la jornada de protesta convocada para el próximo miércoles 20 de Mayo al conjunto de todos los ciudadanos que consideran la música como algo fundamental en sus vidas y que, sin saberlo, están pagando y sufriendo las consecuencias de tan disparatada medida gubernamental.

En definitiva, seas quien seas y estés donde estés: el 20 de Mayo apaga la música, para que en el futuro pueda sonar”.

Aquí tienes el enlace para firmar en change.org.

 

Escrito por
More from Ángel Pallarés

Échale un oído (mejor dos) a We Are Impala

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp “Nunca es tarde si la dicha es...
Leer más