Felices 15 años a Foehn Records y que cumpla muchos más

Aniversario Foehn Records

El sello discográfico Foehn Records celebró su decimoquinto aniversario el pasado 29 de octubre en la fábrica de creación Fabra i Coats de Barcelona. La fiesta contó con las actuaciones de 17 de los artistas del sello, como Oso Leone o Baywaves.


Foehn Records siempre ha sido uno de mis sellos discográficos de referencia en lo que a música independiente nacional se refiere, por tanto consideraba casi una obligación asistir a este evento, que se planteaba increíblemente interesante. Quiero decir, ¿17 artistas de uno de mis sellos discográficos favoritos, tocando uno detrás de otro? ¿Dónde se firma? Así que para Barcelona que me fui.

La fiesta comenzaba calmadita, con las actuaciones de Combray, que abría la noche con su electrónica de toques ambientales, para luego dar paso al folk de Harrison Ford Fiesta. Sin embargo, no fue hasta la actuación de Bedroom cuando la fábrica de creación Fabra i Coats comenzaba a llenarse de público sediento de buena música. Y, poco a poco, para cuando le tocaba el turno a Miquel Serra, el recinto ya contaba con un número considerable de asistentes, preparados para la curiosa y austera actuación de Santiago Latorre.

Llegaron justos para el primer punto de inflexión de la noche, que fueron los ritmos animados y tan fáciles de bailar de los enmascarados Zulu Zulu, que dieron el primer toque de atención a los más bailongos del recinto. Acto seguido (recordamos que los conciertos, de 20 minutos de duración cada uno aproximadamente, se sucedían de forma estrictamente consecutiva, alternándose entre los dos escenarios que había), la gran masa de gente daba un giro de 180º para dirigirse al otro escenario. Aquí la música también daba un giro de 180º, ya que era el turno del ambient post-rockero de Balago, que comenzaron la actuación sentados al más puro estilo Godspeed You! Black Emperor, y que inundaron el recinto con sus atmósferas electrónicas. Una lástima que solo tuvieran 20 minutos para demostrar su potencial, y que además se vieran limitados por algún problema técnico con algún aparato, lo cual les llevó a estar un par de minutos en silencio. Espero no tener que morirme sin haber visto un concierto de esta gente que dure, por lo menos, una hora y media.

Y, de nuevo, otro giro de 180º, también en ambos sentidos, ya que ahora le tocaba a la psicodelia de Baywaves, que terminaron de poner a todo el recinto a bailar con sus guitarras punzantes y sus cambios de tempo. Sin duda, una de las actuaciones más destacables de la noche.

fullsizerender
Baywaves tocando en uno de los escenarios de la fiesta del 15 aniversario de Foehn Records (29 de octubre de 2016).

Pasando el ecuador de la noche, era el turno de la que acabó siendo, sin lugar a dudas, mi sorpresa de la nocheBoreals. Los tres jóvenes consiguieron dejarme la mandíbula en el suelo desde la primera canción. Las atmósferas que consiguen crear con tan solo tres miembros es impresionante. Mención especial al teclista, que con sus dos sintetizadores y su teclado hizo que se me cayera la baba un par de veces. También es destacable el toque que le da el batería a la música de Boreals (que, en las versiones de estudio, no tiene batería, sino cajas de ritmos). Además, para el final de la actuación subieron al escenario a un saxofonista que acabó de completar lo que fue una actuación de 10. Fue tal la sorpresa que me llevé con estos muchachos, que no pude evitar llevarme casa una copia de su último trabajo en formato de vinilo.

Ya con las tripas sonando, me dirigí a ver la actuación de Nothing Places que, para mi sorpresa, estaban en formato reducido, solo con Emilio Saiz a la guitarra y voz y Xavi Molero a la bateria.

Acabo de llegar a Barcelona, y no hemos podido ensayar. Como estamos en formato reducido, esto va a ser algo así rollo “punky garajero”.

Así presentaba Emilio su actuación, que comenzó siendo una especie de ensayo improvisado por parte del dúo, pero que acabó siendo un despliegue de emoción y garra a partes iguales, en el que Emilio demostró que tiene una gran destreza con la seis cuerdas y que de actitud va sobrado.

rzij6355
Emilio y Xavi (Nothing Places) tocando en uno de los escenarios de la fiesta del 15 aniversario de Foehn Records (29 de octubre de 2016).

No podía más, así que me alejé del meollo para comer algo, y mientras engullía mi pedazo de pizza disfruté (eso sí, desde la lejanía) de las magníficas actuaciones de Holögrama y los siempre extravagantes Ocellot. Y, ojo, no es que estos dos grupos me gusten menos que el resto y por eso decidiera verlos de lejos. Ambos me encantan. Pero también he tenido la suerte de poder verlos en numerosas ocasiones a ambos en directo.

Ya con las tripas en silencio, me dispuse a ver a Sorry Kate antes de disfrutar del momento más esperado de la noche para mí. Sin embargo, el trío pasó sin pena ni gloria con sus ritmos electrónicos. Buenas ideas, pero ejecución mejorable. Es por esto que decidí alejarme un poco antes para ir cogiendo sitio para Oso Leone.

Me sorprendió ver solamente a Xavi (voz principal, guitarra y teclado) y a Eusebio (bajo) sobre el escenario preparando sus instrumentos. Luego vi que les acompañaban los dos miembros de Nothing Places que habían tocado en ese mismo escenario hacía un rato, y el mismo saxofonista que había tocado con Boreals en el otro escenario. Me sorprendió, ya que yo esperaba un concierto “normal” de Oso Leone. Pero más me sorprendió cuando comenzaron a improvisar sobre ideas del nuevo disco de Oso Leone, que ninguno de los asistentes conocíamos, pero que a todos nos llevaron a otro mundo y nos pusieron el vello de punta. El concierto semi-improvisado que se marcaron aquellos “Nothing Leone” fue algo indescriptible. Parece que Xavi cada vez tiene más personalidad en la voz, con sus vocales a medio camino entre el falsete y la voz de pecho que consiguen humedecer los ojos a uno.

wzew2292
Oso Leone + Nothing Places tocando en uno de los escenarios de la fiesta del 15 aniversario de Foehn Records (29 de octubre de 2016).

Gracias a estos tres grandes músicos por ayudarnos a salvar este bolo… improvisado, prácticamente.

Así se despedía Xavi de un público que aún miraba atónito hacia el escenario donde todos acabábamos de ver bailar al espíritu de los últimos Talk Talk, con un intenso sabor a Mallorca.

No sé si el próximo álbum de Oso Leone va a conseguir conmoverme tanto como lo consiguió este bolo improvisado de 20 minutos, pero con que me conmueva la mitad… me doy por satisfecho.

Así terminaba la noche para mí, ya que me esperaba un largo viaje en coche, y ya era más bien tarde. Además, Oso Leone acababan de dejarme prácticamente chorreando emociones. Suficiente.

Felicidades a Foehn Records por estos maravillosos 15 años llenos de buena música y brillantes músicos, y ojalá que sean otros muchos más. Que viva Foehn Records, y que viva la música independiente nacional.

Escrito por
Más publicaciones de Carles

El Emo sigue vivo con Science Fiction, quinto álbum de Brand New

Brand New, la mítica banda Emo norteamericana, vuelven con un nuevo trabajo...
Leer más