Debajo De Las Piedras De Granada: Enrique Octavo

Foto Web oficial de Enrique Octavo
Foto Web oficial de Enrique Octavo

El segundo capítulo de nuestro serial sobre Emergentes de la ciudad de la Alhambra se centra en Enrique Octavo, el proyecto de Jose Bolivar; un granadino de pura cepa, enamorado de la música, “aunque la música no lo esté de mí”- suele comentar él, con tono entre irónico y taciturno-.


Enrique Octavo es el personaje, pero si algo me ha quedado claro del gran rato que he podido disfrutar con él, es que no tanto como lo es el mismo Jose Bolivar. Un tipo, que tras su hirsuta cabellera y aspecto de filósofo despistado y desaliñado, esconde un alma romántica, vitalista e incluso luminosa.

Su Majestad bebe, aparte de cerveza, de influencias de lo más diversas. Desde las más evidentes – del rock más underground al punk; de los Pixies, el sonido de los 90, el grunge, lo inmediatamente posterior… Hasta el sonido autóctono y genuino de Los Planetas o Lagartija Nick -hasta otras que no lo son tanto, pero que Jose suele mentar a menudo, de su misma tierra- la cantera del mestizaje, del metal… E incluso con los chicos del rap, con quienes ha tenido alguna experiencia grabando-. Huye del término indie y en todo caso se queda con el del underground. Pero si hay que definir su estilo, cosa harto compleja, prefiero quedarme con sus propias palabras, Rock y punto.

Su nuevo trabajo, Inclitissimus (La Corte Inglesa Records, 2016), salió a la luz a finales de noviembre del pasado año con un marchamo más potente y cercano a su sonido en directo. Más intenso y eléctrico, distanciándose un poco de sus dos anteriores discos  –Todo es verdad (2015) y Que el amor no te lleve tan lejos que no puedas volver ( también de 2016) -, en los que el tándem que hacía con su entonces batería (José Romero) daba un resultado muy efectivo, pero con matices básicos y acústicos, que es como sonaban en el formato de dúo en directo.


Genio y figura. El artista y el pensador.


Jose es un artista. Sí. Con todas las letras. Le interesa el arte y habla constantemente de arte. Del proceso de creación, de la intuición artística; de influencias, referentes, letras, riffs… Pero también de sueños e ilusiones, de hostias y decepciones. De la industria musical, de la distribución, del indie adiestrado y alineado con el mainstream; del presente, pasado y futuro de la música popular. De los medios, de la autogestión, de la libertad y de sus retos. Respira arte, rezuma música. Vive como sueña, y él prefiere seguir soñando

“Queremos tocar y soñar cada vez mejor…” -me escribe en un mensaje- “…el puto corrector me ha corregido ‘sonar’ por ‘soñar’… pues sí. Soñar, mejor. Y no voy a dejar de hacerlo”.

Jose es un pensador. Sí. Pero alejado del enrevesado y denso mundo del convencional disertador de ideas. Sus aseveraciones son directas, nítidas y sin concesiones al regateo dialéctico. Habla sin tapujos. Dice lo que piensa sin demasiados filtros, y es así como vomita sus canciones; “la letra no la llevo escrita…” -me comenta, mientas caminamos por pleno centro de Granada-. “…Llevo los acordes, el esqueleto melódico, y me pongo a ensayar. Entonces fluye de forma natural la letra. Lo que van pidiendo las notas y el momento… Se nota mucho cuando una letra está prefabricada. Se ve rebuscada, artificial. Si no sale en el momento oportuno, en el instante preciso, no me cuadra en absoluto”.

Foto Web oficial de Enrique Octavo

Cuando recién nos encontramos, al finalizar un concierto de Trèpat a primera hora de la tarde, llevábamos ya unas cervezas y muy poca comida en el estómago. Sin embargo, decidimos seguir con las cervezas y alimentarnos de ávida cháchara y buñuelos de aire verborréico. Así pues, camino al Bar de Eric y al Bar Bahía nos enzarzamos en una conversación sin guión preconcebido, en la que el inicio de cada tema no tenía nada que ver con el final del mismo.


Grabación con Paco Loco.


Me interesaba conocer la experiencia de grabar en solo cuatro días (del 15 al 18 de noviembre pasados) el último disco, Inclitissimus (que hace referencia a cómo era conocido Enrique VIII en el Vaticano; el apelativo se lo dio el Papa por defender a Roma frente a Lutero en 1521, antes de romper con el siguiente pontífice).

La producción viene de la mano de Paco Loco, en el Puerto de Santamaría, donde tiene desde hace muchos años su casa y estudio el prolífico y peculiar productor asturiano: “Lo de grabar con Paco Loco fue una movida tremenda. Empezamos a ensayar en junio… ¡Y en noviembre ya estábamos grabando con él! El tío tiene muchas tablas y al final te saca lo que quiere y como le da la gana. Su contribución con los teclados salió de él, aunque la mayoría de los temas estaban aún abiertos. Nosotros llevábamos preparadas seis o siete canciones solamente… Era todo muy estresante, la verdad. No es como los anteriores discos, donde era todo como más auténtico; casero. Marcábamos nosotros las pautas y nos tomábamos las cosas con más calma y naturalidad. Grabábamos en tres meses lo que habíamos ensayado en tres días; justo al revés. Pero al final el resultado está ahí… Íbamos muy preparados y lo hemos notado. Y Paco Loco le ha sacado todo lo que se le podía sacar”.

Foto web oficial de Enrique Octavo (En el estudio de Paco Loco)

Medios de comunicación y Radio Almaina – La Radio Libre de Granada.


Jose tiene formación y experiencia como periodista y sabe bien por el lodazal que hay que caminar. El fango de los medios supuestamente más independientes puede hundirte a imagen y semejanza que los convencionales del mainstream. Eso es una evidencia. Salir con el cuello indemne, en ocasiones, depende de estar un poco loco (¡bendita demencia!); del azar, en otras; o incluso, del antojo personal, en diversos casos. Al respecto, y ya avanzada la tarde, Bolivar parece desatarse… “Mira, curré en un medio… Digamos de perfil progresista. Yo prefería el mundo de la cultura y el arte, pero me metían en información política. Iba a ruedas de prensa y mi propio jefe me impedía hacer preguntas, según el color del político. No podía seguir… En la música pasa lo mismo. Llamas mil veces a las puertas de Radio 3, les pasas maquetas, material nuevo… Y te das cuenta cómo funciona la cosa. A mi no me quita el sueño ya sonar en esa emisora… De hecho, creo que va a la deriva. Paula Quintana es la única que nos puso… Creo que vivíamos mucho mejor con Alcanda en M80, la verdad”.

“En enero de este año pensé, si no te gusta la radio que hay…Pues haz tú una. Y lo hice. El programa se llama Reactivecommons y suena en Radio Almaina, una emisora totalmente independiente de Granada. Reacción en cadena… Y es sólo música en libre descarga o con licencia CC… En fin, háztelo tu mismo”.

En enero de este año pensé, si no te gusta la radio que hay… Pues haz tú una. Y lo hice.  El programa se llama Reactivecommons y suena en Radio Almaina, una emisora totalmente de independiente de Granada

Hacemos un inciso para salir a fumar un pitillo fuera. Nos sacamos la cerveza… y yo cada vez tengo más sed. La noche se deja caer suavemente, pero sin remisión, sobre El Botánico y la Facultad de Derecho, y en el horizonte se difumina el cielo color vino, que diría el Maestro Lapido; ese tan peculiar que hace del atardecer de Granada un espectáculo sin igual. No es raro que la melancolía resida en esta ciudad de forma permanente.

Fuera de la autogestión hay una crisis generaliza… Crisis de producto… de ideas… de valores…

Jose retoma un tema que le inquieta sobremanera… “Frustra. Porque yo también he hecho prensa para grupos… Se supone que debería hacer lo mismo con mi grupo. Pero mira, nuestra ‘promo’ es tocar en vivo y liar el taco”. Fuma intensamente. Dos caladas. Parece que piensa dos veces lo que va a decir a continuación…”Es jodido. Tú lo has visto… La peña nos conoce, se lo pasa genial en los bolos, pero luego no ves reflejo en los medios”. Vuelve a fumar, mientras yo apuro la enésima cerveza, pero ahora continúa sin apenas pausa… “Nosotros tenemos programa de radio, sello propio, distribuimos y nos buscamos las salas y los conciertos… Yo veo que fuera de la autogestión hay una crisis generaliza… Crisis de producto… de ideas… de valores. Mira, el argumento de ‘para que lo cobre otro…’ en temas de autores es una falacia… Se inventan que tu cobras algo para llevarse ellos el ‘taco’ y la FM está secuestrada. La radio no es libre en España porque todos quieren cuota de onda y no ven que el sistema no es sostenible”.

Ya se había hecho noche cerrada y Jose estaba inquieto porque quería seguir charlando, pero se había quedado sin batería en el móvil y su chica le esperaba ya desde hacía un rato. Así que decidimos finalizar la reunión con nuestro tiki taka particular en la sección de Debajo de las piedras de Granada. Esta vez no puede decirse que fuera un rondo al primer toque, pero tanto Jose como yo, sin estar dotados de una técnica depurada, somos animales cancheros… Y eso se nota desde que el balón rueda sobre el césped. Ponemos toda la carne en el asador, y si bien a varios toques y con algún control mal dirigido, la pasión y la garra no nos la puede achacar nadie…


CORTO y AL PIE (Con Jose Bolivar, Enrique Octavo):


– La última canción que has puesto en el coche.

–  De Nervio, que me ha mandado su ep el gran Once Vargas y lo llevo en el coche. Son de Loja. Espero que toquemos juntos en breve.

– Un referente granadino (no tiene por qué ser musical).

–  Yusuf primero.

– Un disco.

 I can heard the heart beating as one de Yo La Tengo.

– Un concierto.

El último, de Cala Vento la semana pasada… Y el de Trèpat donde nos vimos… (Este reportaje se pergeñó, efectivamente, tras el concierto de Trèpat, amparados en la cerveza y la profusión verborréica).

– Un bar.

–  Pues cualquiera me va bien, si te soy sincero

– Un rincón para perderte en Granada.

– Cualquiera me va bien, pero prefiero perderme en un bosque que en un bar. Aunque siempre acabamos haciendo las excursiones de noche…

– 2017…

– El año que tocamos …¿50 conciertos? ¿40?… Llevamos sólo poco más de una docena… El año que tocamos mucho.

– Me afeitaría la barba si…

– Si no tuviera que hacerlo.

– ¿Sigues enamorado de la música, sin estar ella enamorada de ti?

– Es una relación de amor-odio, pero sin amor.

– Por último, tu preferida de las esposas de Enrique VIII.

-Mi preferida es Isabel Blount, que es la más indie. Porque Ana Bolena es guay,  pero es más mainstream….

El rondo finaliza con el balón estrellado en balcón ajeno. Una huida a tiempo puede saber a victoria, y la verdad, yo estaba bastante borracho y a Jose le esperaba desde hacía más de una hora su chica. Cinco horas dan para mucho, pero también para poco. En el caso de Enrique Octavo/Jose Bolivar dan para despedirse con el deseo de volver a vivir otra cinco horas similares. Y pronto.

Enrique Octavo es Jose Bolivar, y su banda actual la completan Vicente Jiménez (bajo) y Alexis Moreno (batería).

Discografía:

  • Todo es verdad (2015).
  • Que el amor no te lleve tan lejos que no puedas volver (2016).
  • Inclitissimus (2016).

Próximos conciertos:

18 de marzo, Granada (Entresuelo. Fiesta Radio Almaina).

25 de marzo, Murcia (La Yesería).

1 de abril, Madrid (Wurtlizer Ballroom + Dallas. Proyecto Waikiki).

Contacto:

https://enriqueoctavo.bandcamp.com/

Escrito por
Más publicaciones de Carlos Andrés

Angel Olsen: el triunfo de la valentía

My Woman, tercer disco de la estadounidense, en apenas un mes de...
Leer más