Cala Vento en Valencia: garra y pasión a partes iguales.


El dúo Cala Vento pasó por Valencia el pasado jueves 2 de febrero para presentar en Magazine Club su último trabajo, Fruto Panorama (2017). Los jóvenes catalanes dejaron al público boquiabierto con su impecable despliegue de garra y pasión a partes iguales.


Cala Vento son la sensación del momento en lo que a mundillo underground se refiere. El grupo lo forman únicamente dos miembros, los jóvenes catalanes Aleix (guitarra y voz) y Joan (batería y voz).

Hace ya un año, publicaron su primer trabajo, Cala Vento (BCore, 2016), que revolucionó la escena indie española y les llevó a tocar en el Primavera Club o incluso en el SXSW de nada más y nada menos que Austin, Texas. Un año más tarde, los dos jóvenes nos relatan todas las experiencias vividas por el grupo como consecuencia de la publicación de aquel primer álbum, recogidas en un nuevo trabajo titulado, de forma muy acertada, Fruto Panorama (BCore, 2017).

Alrededor de las 20:45 ya estábamos dentro de la sala, pero antes de que Cala Vento abriesen la boca, le tocaba el turno a Fantastic Explosion of Time, banda emergente valenciana encargada de caldear el ambiente antes de la actuación de los catalanes, y vaya si lo caldearon. Los cuatro jóvenes se movían por el escenario como pez en el agua, desplegando su indie rock de manual (tan de manual que recordaba a aquellos brillantes primeros Arctic Monkeys recién saliditos de Sheffield) con un intensísimo sabor a la más exquisita y bailable psicodelia. El cantante y guitarrista de la banda se subió el directo a las espaldas con sus comentarios ocurrentes (“el dab ya está pasado de moda… esa mierda ya no se puede hacer”) y sus bailes despreocupados, ayudando a dar el directazo que acabaron dando estos cuatro jóvenes valencianos a los que, desde luego, vamos a seguir la pista, porque dejaron a toda la sala temblando.

Ahora sí, aún comentando entre el público lo bien que habían sonado Fantastic Explosion of Time, Joan y Aleix se subían al escenario para dar comienzo al espectáculo, que abría con ‘Hay Que Arrimar‘, tercer corte de su último trabajo, para luego saltar atrás en el tiempo y recuperar ‘Estoy enamorado de ti‘, del primero.

Iba a decir que venimos a presentar nuestro segundo disco, pero casi que venimos a presentar los dos, porque aún no habíamos tenido la oportunidad de venir a tocar a Valencia y… joder, es que sois muchos. Muchísimas gracias.

Así de sincero se mostraba Aleix a mitad del set, en el que se fueron sucediendo una tras otra las canciones de sus dos trabajos, aunque predominantemente del segundo, Fruto Panorama, pero esto no impidió que sonaran clásicos del debut como ‘Puertas traseras’ o la impresionante ‘Isabella Cantó‘. También hubo tiempo para que sonase ‘Unos poco y otros tanto’, anterior incluso a estos dos trabajos.

Cala Vento (de izquierda a derecha): Joan y Aleix, tocando en Magazine Club, Valencia (02/02/2017)

Los dos jóvenes catalanes se mostraron con una garra impresionante, digna del tipo de indie punk (dudo que ese género siquiera exista, pero hoy en día inventarse géneros no está mal visto), pero también hubo algo que me llamó especialmente la atención, y es que los dos rebosan pasión por las dos orejas. Puedes leer el alma de Aleix en cada uno de los versos que le grita al micrófono y la de Joan en cada golpe que le atiza al pobre set de batería. Son dos músicos que suenan como cinco, dos personas que han nacido para hacer lo que hicieron anoche sobre el escenario de la Magazine Club valenciana, y se nota.

Finalmente, tras mucho sudor y muchos bailes, la velada llegaba a su fin con la esperada ‘Abril‘, que no pudo sonar mejor. De hecho, sonó tan bien y gustó tanto que Aleix no pudo contenerse y siguió tocando después de terminada, pidiéndole a Joan que se volviese a sentar e improvisara un rato más, y así lo hicieron. Cala Vento no querían bajarse del escenario, y ninguno de nosotros queríamos que se bajasen, y ambos lo sabíamos.

Pero todo lo bueno se acaba, y los conciertos de Cala Vento, desgraciadamente, también. Ahora ya sí, Joan se levantaba y se iba a darle un abrazo a Aleix, que arrancó un “oooooooh…” generalizado entre el público, enterrado entre los sonoros aplausos que tanto se ganaron anoche los dos jóvenes.

Escrito por
Más publicaciones de Carles

Balago en directo en el emac. de Burriana: algo más que música

El trío barcelonés estuvo el pasado viernes 3 de febrero en el...
Leer más